El gas natural (principalmente metano) se extrae típicamente de pozos subterráneos o submarinos mediante una compleja red de tuberías. Tras el tratamiento aplicado para eliminar otros componentes analizados a efectos de la nivelación, el gas natural se enfría a -162 ºC, punto en el que se convierte en un líquido incoloro, no tóxico, y en el que encoge su volumen 600 veces, lo que facilita su transporte al extranjero en buques criogénicos de gas natural licuado (LNG) con destino a consumidores ávidos de energía.

LabWare LIMS se ha implementado con éxito en plantas de LNG mediante el monitoreo de todas las etapas del proceso de tratamiento y la carga de buques. La potente y flexible funcionalidad de cálculo de LabWare LIMS también se ha aprovechado para realizar de manera automática complejos cálculos de costos del LNG basados en análisis de muestras y para el transporte y almacenamiento del producto.