El proceso de gas a líquido (GTL) toma el gas natural y lo convierte en diesel, nafta, gas licuado de petróleo, querosén y ceras con bajo contenido de azufre que no dañan el medio ambiente. La tecnología GTL existe desde hace décadas; no obstante, solo se volvió económicamente viable con la investigación sobre catalizadores.

En lo que respecta a las plantas de gas y refinerías, la solución de plantillas de proceso de LabWare LIMS ha probado adaptarse muy bien a los requisitos, incluida la planificación automática de muestras, el control de especificaciones, los cálculos y los reportes, la integración con instrumentos de laboratorio y el control de procesos, así como el soporte para las gráficas y estadísticas SQC según las normas ISO 17025 y ASTM D6299.